Mira, es ella

Mira, es ella

Mira, es ella. No, a la frase le sobra una coma: mira es ella. La relación entre ella y la mirada no admite intermediarios ni pausa alguna. El ser se desliza directamente hacia su mirar, ella es ese mirar. Nada más hablar de su esencia y las palabras parecen plegarse....
Sígueme en Feedly