Inevitable dedicarle unas líneas a la presentación del nuevo iPhone y del lanzamiento oficial de iOS 8. Las presentaciones de los de Cupertino siguen causando un gran revuelo. Más todavía cuando los rumores del esperado reloj de la marca de la manzana eran más fuertes que nunca. Así que la sala recuperaba esa tensión que genera la espera de una verdadera sorpresa, como las que Steve Jobs acostumbraba dar cada que pisaba el escenario. Al final el gran problema de Apple es precisamente lo que fuera su gran solución: el factor Jobs. Nos hemos quedado con una imagen que no puede ya ser el reflejo de la realidad.

Si te interesa conocer una opinión del Apple Watch te recomiendo que veas lo que opinan mis amigos de Tu Momento Geek, porque de momento me centraré en lo dicho en torno al nuevo iPhone y iOS 8 con sus novedades. Dentro de estos dos, además, puedo hablar más del sistema operativo por ser el que he podido tener ya entre las manos para explorar lo que Apple nos propone. Así que con respecto al nuevo iPhone cabría decir que su aspecto no es para nada desagradable, el diseño es algo que sigue siendo una carta fuerte de los de Cupertino. Aunque también hay que decir que han abandonado su línea tradicional y, como bien dice Jose Antonio de Tu Momento Geek, la cercanía con el HTC One (M8) salta a la vista. Habrá que esperar para tenerlo en vivo y así poder decir un poco más de él.

Al final el tamaño sí importa para el nuevo iPhone

Durante mucho tiempo Apple defendió el tamaño reducido de su pantalla, pero ahora parece que han cambiado de opinión con la versión Plus del nuevo iPhone. Una pantalla de 5,5 pulgadas, dos más del que consideraban el tamaño ideal para un dispositivo de estas características, es ahora la marca distintiva de la apuesta de la empresa. Antes la marca de la manzana era la que dictaba las reglas del mercado, ahora parece limitarse a responder a lo que piden los usuarios de otras marcas, es decir, el mercado le dicta el camino. La novedad en las dimensiones de la pantalla, entonces, no resultan una cosa tan nueva, sino que es algo que el resto de fabricantes vienen haciendo desde hace un tiempo. Ni que decir de la incorporación de NFC, oh disculpen, del Apple Pay que es un “revolucionario” sistema de pago al cual también se habían resistido.

Cambios en el tamaño de la pantalla, pero también en la perspectiva con respecto a los usuarios. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Pero esto es algo que ya todos sabemos y que salta a la vista de cualquiera que vea una keynote de la empresa. Lo que me resulta curioso es lo evidente que se está volviendo todo. Durante la presentación de la propuesta empresarial que implementará Apple (la configuración previa de los teléfonos), Craig Federighi decía que el 98% de los miembros del Fortune 500 utilizaban dispositivos con iOS. Acotó de manera simpática que además iban por el 2% restante. Esto último es un signo inocente, pero muy claro, del gran cambio en la empresa: la importancia que se daba a la experiencia de usuario se ha cambiado por una lucha de cifras. - tuitéalo     La marca de la manzana quiere todo el pastel de las grandes fortunas apostando por darles lo que ya les brindaban los competidores. Algo no termina de verse bien en esta fórmula.

iOS 8 y sus grandes nove… bueno, iOS 8 ya está aquí

El mismo Federighi hace un gran esfuerzo por arrancar aplausos de un auditorio que antes estaba lleno de expresiones de sorpresa y sonrisas. Presenta una tras otra las novedades del sistema operativo de la compañía que va de la mano con lo dicho con respecto al nuevo iPhone. Iniciando con las notificaciones interactivas que permiten ejecutar acciones desde la barra de notificaciones o desde la pantalla de bloqueo. Nada nuevo para un usuario de Android. Resulta atractivo poder responder a un mensaje desde la barra, pero esto sólo es posible con la propia aplicación de mensajería de iOS. Vamos, que seguimos con lo mismo: la novedad es que ya pueden hacer lo que hacían con la competencia.

Nada demasiado novedoso en iOS 8, pero sí con el sello de la casa. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Borrar o marcar correos con gestos, enviar la ubicación en un chat, realizar mensajes de voz o vídeo… todos elementos que no sorprenden en lo absoluto. Claro que los de Cupertino le dan su propio toque a las cosas o al menos intentan hacerlo. Poder explorar tu bandeja de entrada de correo sin perder el mail que estabas redactando o escuchar y enviar mensajes de voz nada más con llevar el teléfono al oído, son cosas muy útiles y atractivas, pero muy poco para poder llamarlo innovación. El teclado predictivo y las opciones de edición de la cámara son otros elementos que quienes no usamos iOS estamos más que acostumbrados a ver. Lo mismo vale para las novedades de Spotlight que a todas luces le acerca más a lo que hoy es Google Now. Por cierto, ahora también puedes llamar a Siri diciendo ¡Ey Siri! Siempre y cuando actives esta opción y el dispositivo se encuentre conectado a la corriente eléctrica.

Lo que no puedes conseguir en el auditorio gánalo en los medios

Hasta aquí hay una cosa clara: tenemos más de lo mismo y, por tanto, no se dice nada nuevo. Apple busca mantenerse en la competencia implementando en sus dispositivos lo que otros están haciendo. Ojo, que esto significa una mejora a teléfonos y tabletas que ya tienen una reconocida calidad. Nada de lo que aquí se dice demerita a los productos, sólo se hace notar que el discurso que quieren manejar en Cupertino ya es simplemente insostenible. No hay grandes novedades en el terreno de la tecnología móvil ni aquí ni en Google. Por eso intentar vender las cosas de la manera en la que lo hacías el primer día genera ahora una mala imagen.

Apple sigue haciendo buenos productos, pero su estrategia de presentación pierde credibilidad. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Para cerrar, quiero remarcar algo que me ha parecido bastante peculiar en las horas siguientes al inicio de las ventas del nuevo iPhone. Lo primero es la cobertura que los medios de comunicación le dan a las largas colas que se forman días antes de que el dispositivo salga a la venta. ¿De verdad es esto una noticia? Dejando de lado el asunto, es de llamar la atención el tipo de historias que comienzan a generarse: los primeros en comprar el iPhone 6 en el mundo viajaron de California a Sidney para ello, el inocente chico que de los nervios deja caer mientras le entrevistan, y la más rara de todas, el desconsolado David de Bristol que logró ser de los primeros en tener la versión Plus del nuevo iPhone con la esperanza de recuperar así el amor de su esposa.

La presencia de este tipo de historias en la red hacen pensar en una campaña que centre más la atención en lo que los usuarios hacen por tener uno de los dispositivos de Apple en las manos que en lo que éstos realmente ofrecen como novedades. Evidentemente esto no es una cosa sencilla de probar y está muy cerca de una especie de teoría de la conspiración. No obstante, la manera en que las historias fueron llegando mientras avanzaba el primer día de venta del nuevo iPhone ha sido, cuando menos, algo bastante peculiar. Más todavía si de pronto se hace el silencio al reportarse los primeros fallos con la actualización a iOS 8 en el resto de los dispositivos. De cualquier manera, no cabe duda de que los números serán positivos para los de Cupertino porque, de nuevo, su trabajo lo vale. Mientras tanto aquí seguiremos esperando a que alguien nos sorprenda de verdad con novedades en el mundo de la tecnología móvil.

No te olvides de visitar la guía de estilo para enlazar las entradas de este blog. El área de comentarios aquí abajo es tuya, no dejes de usarla. Estaré encantado de dialogar contigo y recuerda: compartir es gratis. ¡Hasta pronto!

Sígueme en Feedly