Uno de los errores de novato que cometí cuando inicié esta aventura del blog fue contratar un servicio de hosting del otro lado del Atlántico. Seguramente sabes, y si no te lo cuento, que uno de los criterios para el buen posicionamiento de tu página web es el tiempo de carga, por lo que si tu público está mayoritariamente en Europa es mejor que tengas un servidor en la zona para que el tiempo de respuesta no sea demasiado largo. ¿Te estoy hablando en chino? Bueno, vamos un poco más lento por si alguien no está muy enterado del tema pero quiere saber qué eso de cambiar de hosting.

Para definir de manera muy sencilla los que es el hosting te diré que es como el hotel donde se hospeda tu página web. Se trata del sitio físico donde se guardan los contenidos que componen tu sitio y desde donde se cargan cada vez que alguien lo visita. Esto quiere decir que cuando una persona pone la dirección de tu página en su navegador o da clic sobre un enlace para ir a tu sitio, lo que sucede es que se envía una petición a ese servidor (el ordenador que hace de hotel) para que le envíe la información que está solicitando. Esto sucede en cuestión de segundos, pero comprenderás que costará más tiempo que la respuesta llegue si consultas información en España y el servidor está en Atlanta. Así que si quieres que los tiempos de carga de tu sitio web sean más rápidos procura que tu servidor esté lo más cerca posible de tu público.

Cambiar de hosting

Así que nada, de pronto me encontraba con un servicio de alojamiento (hosting) que no estaba nada mal, pero que se ubica del otro lado del charco. Entonces llegó el momento de plantearse el cambio: comencé a buscar opciones para hacerlo pidiendo recomendaciones y preguntando a buenos colegas de la blogosfera qué es lo que les iba mejor. Después de hacerme una idea más o menos clara pasé a buscar información para ir midiendo mis propias fuerzas. Cambiar de hosting es muy sencillo, pero eso tu sitio no se muda en automático y sin problemas. - tuitéalo     Tienes que pasar tu base de datos entera y cosas raras pueden suceder en el camino. Como no soy informático este proceso de daba un poco de miedo.

La velocidad de carga de un sitio web es uno de los elementos a cuidar para el posicionamiento. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Entonces, casi como caído del cielo, llego mi buen amigo Jonatan Botello para recomendarme Raiola Networks. Un servicio de hosting con precios muy accesibles, ubicado en la misma península española y con un servicio de atención al cliente de primera. Atrás quedaban esos chats en inglés donde no siempre lograbas obtener la información que necesitabas. Aquí se abría la oportunidad de tener atención de primera mano en mi propio idioma y además, si algo salía mal, Jonatan se había comprometido ya a pagar las cervezas en compensación. Pero fuera de eso, había un elemento que me hizo decidirme: ellos se ofrecían a hacer la mudanza. ¡Justo lo que necesitaba! Una atención técnica cercana que permitiera hacer este proceso sin correr el riesgo de que el blog quedará suspendido en el purgatorio de la red.

Los caprichos de la tecnología

Tomada la decisión me puse en contacto con ellos, me recomendaron el plan que se ajustaba a mis necesidades y de inmediato se ganaron también mi confianza: no me intentaron vender nada más allá de lo estrictamente necesario. Algo difícil de encontrar en estos días. Así que su honestidad ya era un gran punto a favor y algo por lo que abogamos en este espacio constantemente. Eso es algo extra que puedo decirte: buscar un hosting que, además de un buen servicio técnico, se acople a tu código de valores es algo que simplemente no tiene precio. Así que, sin más, me lancé a la aventura de cambiar de hosting para ofrecerles a todos ustedes, amables lectores, una mejor calidad en el blog.

Raiola Networks ofrece un servicio hosting con trato honesto y humano. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Tengo la fortuna de encontrarme siempre en los casos excepcionales. Cada que busco un tutorial para aprender a hacer algo y se dice una cosa como: esto es muy sencillo de hacer, salvo que estés en el caso X. Bueno, pues el dichoso caso X tendría que tener mi nombre. Lo positivo de esto es que termino aprendiendo mucho por tener que salir de esa zona de mayor dificultad además de aprender a hacer lo que todo el resto de casos hace de manera sencilla y directa. Siendo fieles a la regla, la mudanza terminó estando en esos casos raros que tienen una dificultad adicional. El resultado es que estuve fuera de la red durante poco menos de 24 horas. ¿Te imaginas la angustia? Pero debo decir que fue una auténtica fortuna poder contar con los chicos de Raiola Networks.

Desde el principio estuvieron siempre informándome vía correo electrónico de todo que sucedía. Me consta que trabajaron hasta pasada la una de la mañana para intentar encontrar el error que está dentro de esos caprichos de la tecnología que a veces simplemente carecen de una respuesta clara. Esto fue muy importante para no sentirme abandonado a mi suerte. A pesar de que estoy mudándome con un modesto dominio y un blog que se esfuerza por crecer, me trataron siempre como al cliente más importante. Me llamaron ellos mismos al móvil para mantenerme al tanto de los avances, le dedicaron todo el tiempo posible al caso y cuando vieron que la cosa podía demorarse un poco más me dieron una solución que me puso de nuevo en línea con una excelente velocidad de respuesta. ¿Se puede pedir algo más?

Recomendaciones a modo de moraleja

Estoy tan contento con el resultado que me he hecho parte de su programa de afiliados. Confío plenamente en que una empresa con esos valores y ese trato a la gente no dejará de crecer. Por eso quiero ser parte de ella y correr la voz de un servicio que vale mucho la pena. Porque lo importante no es si se presentan problemas, sino que del otro lado se vea la honestidad, la sinceridad y la disposición a encontrar soluciones sin que tengas que ser tú quien vaya detrás de ellos. Esto habla de un trabajo profesional que se puede recomendar y con el que resulta muy valioso colaborar. Más allá de que los programas de afiliados te hagan ganar un poco de dinero, se trata de decir orgullosamente: soy vecino del vecindario de Raiola Networks y te recomiendo ampliamente que visites el barrio.

Una buena capacidad de resolución de problemas es fundamental en un servicio de hosting. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

La historia, afortunadamente, tiene un final feliz. Pero no me despido sin antes darte un par de consejos si te planteas cambiar de hosting o contratar uno nuevo además de lo que ya te he contado de la ubicación geográfica. Lo primero es que revises muy bien tanto las opiniones de los clientes como los canales con los que cuentas para entrar en contacto con su servicio técnico. En caso de emergencia es mejor poder contar con alguien que te atienda en tu idioma para que ambos puedan entender tanto el problema como la solución. Después te recomiendo que no te dejes llevar sólo por los precios económicos. Estamos hablando del soporte que hace posible tu sitio web, así que busca algo que te brinde confianza y seguridad aunque eso implique pagar un poco más. Finalmente, indaga un poco sobre el código de valores de la empresa. No puedo dejar de insistir en que es mejor estar un sitio del que puedas hablar bien en todos los sentidos - tuitéalo    . Si un día te piden una recomendación será mucho más fácil efectivo y honesto lo que puedas decir. La magia de la red: cuando se unen buenas intenciones se generan buenos resultados.

No te olvides de visitar la guía de estilo para enlazar las entradas de este blog. El área de comentarios aquí abajo es tuya, no dejes de usarla. Estaré encantado de dialogar contigo y recuerda: compartir es gratis. ¡Hasta pronto!

Sígueme en Feedly