Vivimos en tiempos de consumo, en un contexto en el que la demanda está determinada por una oferta que nos llega desde todos los rincones. La novedad es la que manda y contar con lo último es igual a contar con lo mejor. Aunque no siempre ha sido así. Hubo un tiempo en el que aquello que más perduraba en el tiempo era mejor valorado y más codiciado. Este cambio genera un coste muy alto para un mundo de recursos limitados como el nuestro. Producir implica extraer del planeta los materiales necesarios para ello, actividad que se ha visto acelerada exponencialmente en los últimos años.

Esta realidad ha hecho necesario un discurso sobre el cuidado de nuestra propia casa: la Tierra. La ecología se ha instaurado ya como una línea de pensamiento indispensable en nuestros días. Considerar el impacto de nuestras acciones y la modificación de hábitos de consumo son sólo algunas de las líneas que nos acompañan día a día. Algunos autores como Lovelock hablan ya de un daño irreversible que nos llama a estar listos para los cambios que se avecinan. Pero, afortunadamente, si revisamos la historia de la humanidad encontraremos también prácticas que sirven de alternativa. Entre ellas está la de compartir y la de intercambiar, hábitos que LibreComuniti busca recuperar y difundir.

Las tres R fundamentales de nuestro tiempo: reciclar, reducir, reutilizar. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Esta web fue fundada en Terrassa en 2012 por Raúl Sánchez y se han unido al equipo Genís Díaz y Alejandro González. Su proyecto se basa en las tres R fundamentales para contribuir a disminuir el impacto de nuestras acciones en el medio ambiente: reciclar, reducir y reutilizar. Así, despertar una conciencia ecológica no pasa nada más por la separación de residuos necesaria para el reciclaje, sino también por una recuperación de hábitos de conducta que guiaban a la humanidad en un contexto en el que el consumo y la producción no tenían este ritmo de vértigo. Esto se logra cambiando de una dinámica de compra, uso y desecho a una que comparte y reutiliza antes de que algo pase al mar de los escombros, ese que aparece tanto en el libro como en la película de La vida de Pi y que, aunque no lo creas, es real.

Esto es posible en la medida en que se hace un esfuerzo por cambiar una perspectiva profundamente arraigada en la sociedad contemporánea, a saber, la que da al yo una prioridad casi absoluta. La búsqueda es la del fomento de la comunidad, la construcción de un nosotros en donde la cooperación sea la constante entre todos. Compartir e intercambiar es imposible sin esta base donde es necesario reforzar valores como la confianza, el respeto y la tolerancia. La propia comodidad no puede ser puesta por encima del colectivo, sobre todo si esto pone en peligro lo que hace posible toda forma de vida con o sin egoísmo.

Con la comunidad vienen también valores como el respeto y la confianza. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Así pues, LibreComuniti busca construir un espacio para poner en contacto a personas con la voluntad de implementar estos cambios. Generar una comunidad de intercambio de objetos en buen estado para aprovechar mejor lo que se produce, fomentar lazos entre los miembros del colectivo e incentivar también un intercambio de experiencias que enriquezca a cada uno a través del fortalecimiento de los vínculos del conjunto. ¿Qué puedes compartir? De momento se manejan las siguientes categorías: libros, videojuegos, cine y televisión, música y libros en lengua extranjera. Pero estoy seguro de que el crecimiento de la comunidad hará que la demanda se diversifique y enriquezca. La idea suena atractiva, ¿verdad?

Sin duda se trata de una iniciativa que vale la pena apoyar desde tu propio rincón: participa, intercambia, contribuye, difunde… Ellos lo agradecerán y también el planeta en el que vivimos y convivimos. Ayudar a recuperar un hábito como el de compartir es poner ya un granito de arena para mejorar nuestro contexto. Por eso te invito a que te acerques a su web y corras la voz, seguro que tienes una amiga o amigo al que también puede interesarle esta comunidad o, por lo menos, hazlo por compartir los valores que fundamentan esta noble causa y que tanta falta hacen en nuestros tiempos. La pelota está de tu lado, es el momento de actuar compartiendo.

No te olvides de visitar la guía de estilo para enlazar las entradas de este blog. El área de comentarios aquí abajo es tuya, no dejes de usarla. Estaré encantado de dialogar contigo y recuerda: compartir es gratis. ¡Hasta pronto!

Sígueme en Feedly