Carta a propósito del amor y la Semana Santa

Una de las tres virtudes teologales del cristianismo

Querido/a lector/a: Te saludo de nuevo en este espacio que se cruza con este tiempo. Llega la celebración cristiana de la pasión, muerte y resurrección de Jesús y con ello una oportunidad de reflexionar con cierta distancia de la perspectiva religiosa. Son días de asueto, una curiosa manera de manifestar que el entorno cultural en el que vivimos, nos guste o no, tiene una base religiosa muy arraigada. Pero la pausa en las labores puede ser aprovechada para escribir una nueva carta a quien estimas. A ti, en este caso, que vuelves a prestarme un poco de tu tiempo para...
Sigue leyendo...