El poder de la ficción y el juego de la psique

El poder de la ficción nos abre nuevas posibilidades

El tema de la ficción es uno que no deja de visitarme. A nadie debería extrañar ese poder hipnótico que tiene esa dimensión tan humana que representa en total libertad una realidad alternativa. El poder de la ficción está precisamente en esa apertura y voluntad de entregarse a la mentira. Pero al hacerlo liberamos a este territorio de toda su carga moral: la mentira no es más un terreno minado por la culpa sino un amplio territorio por explorar. Aquí me propongo dar una muestra de este poder de la ficción cuando esta voluntad de creer en la mentira se expresa en un relato.

Vemos que desde muy pronto se pone frente a nosotros la relación entre varios elementos: verdad, mentira, voluntad y creencia. La ficción nos presenta una mentira, es decir, un embuste mental que distorciona la realidad. La mentira implica un acto textual. - tuitéalo     Hemos de urdir con cuidado los hilos de una historia que no se despegue demasiado del suelo firme de lo real a fin de generar ese necesario efecto de verosimilitud. Al menor descuido el relato se hunde haciendo imposible el engarce con la creencia. Estamos dispuestos al relato, dispuestos de dejarnos llevar por la ficción, siempre y cuando se mantenga algo de verdad en el proceso.

El poder de la ficción y la voluntad

Elegir la mentira, entonces, no siempre es un acto inmoral. Gracias al poder de la ficción esta voluntad de mentir puede erigirse como un acto creativo, como una voluntad de exploración de una realidad alternativa. Pero mira que en todo momento usamos la palabra realidad para mantener un pie en la cordura. No hablamos entonces de una voluntad por hacer un completo abandono de lo real, sino más bien de una voluntad de distancia. Abrir un hiato en lo cotidiano para introducir libremente elementos que, quizá, nos permitan ver mejor lo que hay.

El poder de la ficción está en la voluntad de sentido. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Establecer distancia es algo siempre necesario para tener una mejor perspectiva. Pero dar pasos hacia atrás no es siempre la mejor estrategia cuando hablamos de la vida y sus aventuras. La ficción nos ofrece entonces la posibilidad de urdir una alternativa, de explorar más allá de lo acontecido para resignificarlo. El poder de la ficción se manifiesta como una voluntad de distancia y sentido con respecto a lo vivido. Ficcionamos para ver más y mejor la vida. - tuitéalo     La ficción nos llama porque la mentira nos permite dibujar el mundo que deseamos sin que por ello exista siempre una voluntad de dañar al receptor del relato. Al final de cuentas a quien tenemos que engañar de verdad es ese yo que nos habita.

Poner en juego la creencias

La mentira pone en juego nuestras creencias. Entregarse al poder de la ficción supone también una voluntad de poner a prueba lo que creemos. ¿Qué pasaría sí…? La pregunta es una trampa mortal para el pensamiento unilateral y despótico. Es una pregunta imposible para quien va por la vida sin poder ver más allá de su propia nariz. Es por eso que la ficción es cosa de valientes. - tuitéalo     La aventura puede terminar en un terremoto que derrumbe nuestros más elementales supuestos. Nos recreamos en el relato alternativo de lo que nos pasa y en esa libertad ensayamos distitntos rostros para nuestra corporalidad.

La ficción es cosa de valientes que se atreven a soñar. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Es en ese juego donde encontramos un escondido placer: puedo ser lo que quiero ser. No hay límite más allá de seguir siendo yo agregando siempre un misterioso: de alguna manera. No era yo, pero de alguna manera sí lo era. Me sabía yo mismo, pero de alguna manera era otro. Esta estructura de los relatos oníricos permite ver con claridad la disntancia que podemos establecer con nosotros mismos. Es desde ese vuelo de la imaginación que nos permitimos seguir senderos distintos a nuestro andar cotidiano. Descubrimos entonces que el corsé de las creencias puede liberarse. Vemos ahí que la libertad tiene muchas llaves. El poder de la ficción no se ejerce sin experimentar el vértigo de la libertad - tuitéalo    .

Finalmente el relato

El relato abre un abismo para mirar y encontrar ahí el estanque que refleja una realidad bañada de deseo. Encontramos en el hiato de la ficción una alternativa de sentido, una intepretación diferente de aquello que nos ha impactado en el mundo. Descubrimos entonces una lectura diferente. Podemos seguir el camino cambiando lo vivido por lo contado. - tuitéalo     La realidad, esa que llamamos objetiva, seguirá estando ahí como base para resignificar el mundo tantas veces como sea necesario. Mientras tanto el poder de la ficción se levanta victorioso mostrando el lado amable de la mentira. La ficción nos enseña que la voluntad de sentido puede cambiar el mundo. Aquí te regalo una breve muestra para darle un giro a eso que dede esta pantalla resuena en ti:

Había una ves un reino que quedó sumergido en la penumbra. Sus habitantes tenían que gritar siempre para poder encontrarse y reconocerse. Sin los sonidos constantes de sus voces y gritos era muy fácil darse de frente con otro o terminar destruyendo medio reino.

Un día un joven habitante del pueblo en penumbra iba gritando, como era la costumbre, cuando de pronto se topó de frente con una silueta silenciosa que le cerraba el paso. Él gritaba con rabia, pero no conseguía comprender el silencio de quien tenía de frente. ¡¿Cómo es posible?!, se preguntaba. ¡Déjame seguir!, le gritaba. Desesperado hizo lo impensable: en lugar de encenderse en rabia encendió una cerilla. Para su sorpresa se encontró con que aquella silueta silenciosa era nada más y nada menos que su propio reflejo. Y se quedó ahí, maravillado y en paz con su propio silencio.

No te olvides de visitar la guía de estilo para enlazar las entradas de este blog. El área de comentarios aquí abajo es tuya, no dejes de usarla. Estaré encantado de dialogar contigo y recuerda: compartir es gratis. ¡Hasta pronto!

Carlos Alberto Girón Lozano

Blogger y content creator. Apasionado de lo que hago, buscando siempre proyectos interesantes para ampliar horizontes. Lo que ves aquí son los mares por los que me muevo, así que te invito a seguirme, suscribirte y navegar conmigo. Este es tu rincón y la imaginación es el límite.

  • Curiosamente, tengo pensado publicar un cuento sobre secretos y mentiras y me viene muy bien este post. Cuenta con el enlace.

    • Mi querido ratón, muchas gracias por esa voluntad de conexión. Creo que este tema seguirá rondando por aquí porque hay mucho que decir al respecto. ¡Abrazo roedor!