“La historia de los sueños” en una noche de verano

Como surrealista, Remedios Varo era muy cercana al mundo de los sueños

El pensamiento es una actividad sutil. Parece que no se mueve, parece que se queda ahí muy quieta, pero en realidad puede ser la calma de un león agazapado que espera el momento de dilatar las pupilas para dar el salto. El pensamiento revolotea de aquí para allá como mariposa amante de las flores. Mueve lentamente sus alas en cada estación insinuando el vuelo. ¡Eso es! El pensamiento es una insinuación del vuelo. Por eso se le suele representar con una nube: es una mirada a las alturas que amenaza con echar a volar en cualquier momento. Pensar tiene entonces una relación con otra actividad etérea: los sueños.

El contrapeso de la conciencia es el sutil influjo de los sueños. - tuitéalo     Ya el día está lleno de pensamientos, de tentativas de vuelo que tienen que bajar constantemente para emprender la acción. Carrera tras carrera como práctica para cuando el imperio de la noche nos alcance, porque ahí es donde de verdad nos dejamos llevar por la invitación de las nubes. Cuando la conciencia baja la guardia el practicante echa a volar ideando las más ingeniosas de las locuras. La pérdida de contacto con el suelo le hace ser completamente libre para ir y venir acomodando las cosas a su antojo. Aquí es donde conecto con lo que quiero compartirte hoy. Se trata de la historia de lo sueños que le leí a uno de esos personajes peculiares de la historia de México: el Subcomandante Marcos. Más allá del acuerdo o desacuerdo con sus planteamientos, el rostro parcialmente visible –pero rostro al fin– del movimiento del EZLN tenía la virtud de contar historias para hacernos pensar. La que ahora te comparto, acompañada de cuadros de Remedios Varo, me parece que refleja de manera inigualable el punto de conexión entre los sueños y el pensamiento: elemento sutil que es la semilla para cambiar al mundo. De aquí en adelante, entonces, tomo prestadas las palabras. Aunque, según nos dice Marcos, la historia viene de la sabia boca del viejo Antonio que habla así…

El pensamiento es una insinuación del vuelo. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

La historia de los sueños

La historia que te voy a contar no me la contó nadie. Bueno, me la contó mi abuelo pero él me advirtió que sólo la entendería cuando la soñara. Así que te cuento la historia que soñé y no la que me contó mi abuelo -el viejo Antonio estira sus piernas y se frota las rodillas cansadas. Suelta una lanzada de humo que opaca el reflejo de la luna en la acerada hoja que reposa sobre sus piernas, y continúa…

Muestra de la perspectiva surrealista de Remedios Varo“En cada surco de piel que se nace en el rostro de los grandes abuelos se guardan y se viven los dioses nuestros. Es el tiempo de lejos que se llega hasta nosotros. Por el tiempo camina la razón de nuestros antepasados. - tuitéalo     En los viejos más viejos hablan los grandes dioses, nosotros escuchamos. Cuando las nubes se acuestan sobre la tierra, apenas agarradas con sus manitas de los cerros, entonces se bajan los dioses primeros a jugar con los hombres y mujeres, cosas verdaderas les enseñan. Poco se muestran los dioses primeros, traen cara de noche y nube. Sueños son que soñamos para ser mejores.

“Por los sueños nos hablan y enseñan los dioses primeros. El hombre que no se sabe soñar muy solo se queda y esconde su ignorancia en el miedo. Para que pudiera hablar, para que pudiera saber y saberse, los primeros dioses enseñaron a los hombres y mujeres de maíz a soñar, y nahuales les dieron para que con ellos caminaran la vida.

“Los nahuales de los hombres y mujeres verdaderos son el jaguar, el águila y el coyote. El jaguar para pelear, el águila para volar los sueños, el coyote para pensar y no hacer caso del engaño del poderoso.

“En el mundo de los dioses primeros, los que formaron el mundo, todo es sueño. Es la tierra que vivimos y morimos un gran espejo del sueño en el que viven los dioses. Viven todos juntos los grandes dioses. Parejos están. No hay quiénes arriba y quién abajo. Es la injusticia que se hace gobierno la que descompone el mundo y pone a unos pocos arriba y a unos muchos abajo. No así en el mundo. El mundo verdadero, el gran espejo del sueño de los dioses primeros, los que nacieron el mundo, es muy grande y todos se caben parejos. No es como el mundo de ahorita que chiquito lo hacen para que los pocos se estén arriba y los muchos se estén abajo. El mundo de ahora no es cabal, no es un buen espejo que refleje el mundo de sueños donde viven los dioses primeros.

Por eso los dioses regalaron a los hombres de maíz un espejo que se llama dignidad. En él los hombres se ven iguales y se hacen rebeldes si no son iguales. Así empezó la rebeldía de nuestros primeros abuelos, los que hoy se mueren en nosotros para que vivamos.

Una bella representación de Remedios Varo“El espejo de la dignidad sirve para derrotar a los demonios que reparten la oscuridad. Visto en el espejo, el señor de la oscuridad se ve reflejado como la nada que la forma. Como si fuera nada, en nada se deshace frente al espejo de la dignidad el señor de la oscuridad, el desparejador del mundo.

“Cuatro puntos pusieron los dioses para que el mundo se estuviera acostado. No porque cansado se estuviera, sino para que parejos se caminaran los hombres y mujeres, para que todos cupieran, para que nadie encima de otro se pusiera. Dos puntos pusieron los dioses para volar y estarse en tierra se pudiera. Un punto pusieron los dioses para que los hombres y mujeres verdaderos se estuvieran caminando. Siete son los puntos que dan sentido al mundo y trabajo a los hombres y mujeres verdaderos: el frente y el atrás, el uno y el otro costado, el arriba y el abajo, y el séptimo es el camino que soñamos, el destino de los hombres y mujeres de maíz, los verdaderos.

“Una luna en cada pecho regalaron los dioses a las mujeres madres, para que alimentaran de sueño a los hombres y mujeres nuevos. En ellos viene la historia y la memoria, sin ellos se come la muerte y el olvido. - tuitéalo     Tiene la tierra, nuestra madre grande, dos pechos para que los hombres y mujeres aprendan a soñar. Aprendiendo a soñar aprenden a hacerse grandes, a hacerse dignos, aprenden a luchar. Por eso cuando los hombres y mujeres verdaderos dicen ‘vamos a soñar’ dicen y se dicen ‘vamos a luchar’.”

Se calló el viejo Antonio. Se calló o dormido me quedé. Sueño que sueño, sueño que sé, sueño que entiendo…

El punto de conexión entre los sueños y el pensamiento es la sutil semilla para cambiar al mundo. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Esta es la historia que un día me encontré entre los textos de Marcos. Es una historia vieja, pero de esas que siempre saben cómo hacerse nuevas. Te la comparto como me la compartieron. La moraleja la podemos construir entre todos, cada uno para sus adentros o con la generosidad de compartirla en los comentarios. Quien ha tenido la fortuna de jugar con los dioses, aunque sea en sueños, bien puede guiarnos en la lectura de este sencillo pero profundo relato. Mientras tanto me voy a leerla de nuevo, que la mariposa del pensamiento quiere volar por cada una de las pausas que hace Antonio. Qué los sueños te acompañen en estas noches de verano. ¡Salud!

No te olvides de visitar la guía de estilo para enlazar las entradas de este blog. El área de comentarios aquí abajo es tuya, no dejes de usarla. Estaré encantado de dialogar contigo y recuerda: compartir es gratis. ¡Hasta pronto!

Carlos Alberto Girón Lozano

Blogger y content creator. Apasionado de lo que hago, buscando siempre proyectos interesantes para ampliar horizontes. Lo que ves aquí son los mares por los que me muevo, así que te invito a seguirme, suscribirte y navegar conmigo. Este es tu rincón y la imaginación es el límite.

  • También hay otros nahuales como ratones y mariposas… Por cierto, tienes que buscar un rincón en la red para que salga ese #Gatocheshire que llevas dentro…

    • Justo en esos nahuales pensaba mi estimado Jerby. El nahual de las referencias enredadas y el de la sutileza tejedora. Al gato ya le he estado buscando un sitio, pero todavía no se decide por uno. Ya ves cómo son de caprichosos. 😉 ¡Abrazo de nahual!

  • Bolboreta Papallona

    Ya lo decía Aute (todavía no he descubierto por qué juega con ventaja)… “… el pensamiento no puede tomar asiento… está siempre de paso…”

    • Porque quien pone reglas al juego se engaña si dice que es jugador… http://youtu.be/TQKB8bZN5NU

    • Aute es de esos pensadores que se atreven a soñar y soñadores que no renuncian al pensamiento. Fantástico y musical ejemplo que traes por este rincón. ¡Gracias mi querida mariposa! ¡Abrazo lepidóptero!